Di Hola

Técnicas para mejorar tu productividad en tu vida cotidiana

Leer historia

Sabemos que, al momento de estar haciendo tu trabajo, la comida, estudiando o simplemente alguna actividad que es de suma importancia en tu día a día y de pronto… tu móvil empieza a vibrar repleto de notificaciones o tal vez tu entorno es completamente ruidoso y distractivo que ni siquiera te deja avanzar en eso tan importante que estás haciendo. ¿Es estresante, no?

Pues paremos con ese martirio y pongamos en práctica algunas técnicas que tanto le han funcionado para así poder cumplir con nuestros deberes cotidianos. 

  • Busca un entorno tranquilo y relajante: Tu lugar de trabajo es de suma importancia, ya que es el principal factor que ayudará a que te sientas en calma y obvio, en extremo confort para que las ideas fluyan y no interfiera nada con tu flujo de trabajo. Cómo adicional, puedes ambientar un poco tu espacio poniendo música de tu agrado o de relajación. Sólo cuidado, concéntrate en tu objetivo y no en dar un gran concierto.
  • Evita tener una gran multitud a tu alrededor: En algunas ocasiones nos podemos llegar a sentir abrumados por los comportamientos y pláticas de las personas a nuestro alrededor y eso nos distrae mucho e inclusive, pueden provocarnos un dolor de cabeza el cuál nos hará imposible el volver a concentrarnos. Encuentra un buen balance de número de personas en donde estarás situado para sentirte cómodo. Y si eres de quienes prefieren estar por su cuenta, evita a toda costa los lugares muy concurridos.
  • Gadgets en modo offline: Es inevitable que vivamos poco tiempo sin nuestros smartphones o portátiles pero vaya que es uno de los factores que más distraen al ser humano. Alguna notificación, algún mail, el video de tu YouTuber favorito o hasta pensando qué título le pondrías a la foto de tus tacos que sacaste son los factores los cuales te deslindan de la actividad que estabas haciendo y que costosamente te tomará enfocarse de nuevo. Lo mejor es, poner en silencio o modo fuera de línea nuestros gadgets y así podremos estar libres de ruidos y de la tentación de voltear a ver que fue lo que nos llegó. También… recuerda después de acabar revisarlo porque sino estarás en problemas.
  • Anota tus tareas pendientes: La memoria es algo que luego nos traiciona y terminamos cambiando o hasta olvidando lo que tenemos pendiente. Anota en tu libreta favorita, en Post-Its, o escribe en tu smartphone un recordatorio acerca de lo que tengas que terminar. Así mismo, en un calendario haz lo mismo con fechas importantes y salidas planificadas con sus respectivos horarios y así llegar en tiempo y forma a esa reunión especial.
  • Organiza todo de forma óptima: Al momento de preparar la reunión, de repasarla, de que ya hayas terminado tus notas y demás, organiza todo tu material de forma que sea fácil el que lo puedas identificar y así presentarlo óptimamente.

Al seguir estos sencillos pasos, podrás desarrollar creatividad, concentración y sobre todo podrás completar los pendientes y trabajos que te han solicitado. Recuerda, solo es cuestión de relajarte, ponte cómodo, 0 distracciones y obtendrás un gran resultado en tu productividad.